Pero vamos a ver, realmente, ¿qué puñetas ES la curación de contenidos (y qué no lo es)?

La curación de contenidos es la labor realizada por alguien (el curador) que continuamente encuentra, agrupa, organiza, valora y comparte online el mejor y más relevante contenido de un tema concreto. Sé que comenzar con una definición un artículo es un petardo de introducción, pero quería responder primero al título para explayarme ahora a gusto ;-)

¿Qué?¿que te parece muy bien pero que a ti ni fu ni fa?¿Que eso de la curación de contenidos suena a agencia de marketing digital, chiringuito socialmediático y otras variedades raras de la burbuja X.0?

Eeee…sí, reconozco que el término cierto tufo de “humo marketiniano” tiene, pero no. Es algo importante, créeme, y no es porque me gane la vida con ello… bueno vale, sí, es por eso también :-D

 

Por qué deberías saber más sobre la (adecuada) curación de contenidos

Déjame sólo darte dos razones de por qué deberías darle una oportunidad al post:

Primero porque desde el punto de vista personal no todo el mundo es blogger, o le gusta escribir, o se siente cómodo haciéndolo… o habiendo probado lo que era bloguear resulta que al final lo ha abandonado por X razones.

Sin embargo, a pesar de lo anterior,  puedes seguir queriendo tener una marca personal sólida o querer destacar como experto en tu campo y que las personas o empresas que pudieran estar interesadas en contratarte, promocionarte o hacer negocios contigo te tengan como un profesional cualificado en su sector.

Para ti y todas estas personas, la curación de contenidos es un arma muy potente a tener en cuenta, y ni mucho menos debe ser considerada “la pariente pobre” de la creación original.

Segundo porque desde el punto de vista de una empresa con una estrategia de contenidos online puede que en determinado momento no se disponga del material suficiente (por volumen o calidad) para generar contenidos propios.

Es entonces cuando una inteligente curación puede venir no sólo a paliar ese vacío sino incluso a incrementar la relevancia de la propia empresa como referente en su sector.

 

Analizando la curación de contenidos:

Si no tenemos claro lo que significa curar contenidos online nos puede acabar pasando lo mismo que al capullín de la siguiente e impagable tira de Dilbert

 

Viñeta de Dilbert sobre curación de contenidos

La traducción es mía, la genialidad, no. ;-D

 

Así que retomando la definición que he dado y que he tomado prestado, traducido y “tuneado” al bueno de Rohit Bhargava,  se pueden sacar cuatro puntos fundamentales:

La curación la realiza “alguien” no “algo”.

La curación de contenidos, la buena, no puede dejarse a algoritmos ni plataformas automatizadas. Implica una persona que debe tener un experto dominio del medio en el que se mueve y criterio suficiente como para ser selectivo y  añadir valor a lo largo del proceso.

La curación es algo que hay que realizar “continuamente”.

Las curaciones offline pueden ser realizadas puntualmente. Es, por ejemplo, el trabajo del curador de contenidos de un museo (que en inglés a menudo es llamado “community curator” por cierto ;-) ) a la hora de buscar piezas relevantes para la exposición.

Sin embargo, en la curación online, un buen curador está continua y constantemente al cabo de la calle de los temas más interesantes en su nicho, convirtiéndose en una fuente fiable y de calidad para su audiencia.

Un curador es crítico, discrimina, selecciona y comenta.

Este es para mí el elemento más claramente diferenciador, el curador recoge y valora sólo aquello que es mejor y más relevante y no se dedica simplemente a regurgitar contenidos que se va encontrando.

El curador se centra en un asunto determinado.

Por último es la especialización.  La curación no debe dedicarse a cualquier cosa sino que ha de especializarse en un tema específico. Los curadores o las marcas para quienes operan, con el tiempo tienen la posibilidad de convertirse en autoridad en ese nicho concreto y, por qué no, hasta en  líderes de opinión en la materia.

Está claro, ¿no? Bueno, pues no. No lo está. Porque para dejar aclarado el tema definitivamente es necesario diferenciarlo de otro palabro del marketing 2.0: La agregación de contenidos.

 

Va, en serio ya, ¿qué puñetas es curación de contenidos?

La madre del cordero (y del post, que ya me vale) es diferenciar curación y agregación ya que es donde se producen los malentendidos y para ello vamos a centrarnos en tres diferencias clave:

Aquí vemos una agregadora de contenidos ;-)

Aquí vemos una agregadora de contenidos ;-)

Automatización: la agregación es el acto de tirar de los contenidos de varias fuentes y publicarlos en una plataforma, en un sito o en un blog. Punto. Sin filtrar, comentar ni nada de nada. Este proceso hoy en día se automatiza a través, por ejemplo, de feeds de RSS y tiene como ventaja la actualización en tiempo real de los contenidos (cosa que la curación de contenidos manual no puede hacer (punto para la agregación)

Flipboard o Pulse, por ejemplo nos muestran de forma automática las actualizaciones de las fuentes que hayamos seleccionado. Eso es agregación.

A mí no me gusta automatizar (por algo soy curador :-P) pero reconozco que en ocasiones puede servir de ayuda en casos de contenidos relevantes que se renueven continuamente (informaciones bursátiles en una empresa relacionada con el mundo financiero, por ejemplo). Este proceso requiere menos supervisión y recursos editoriales y tiene en la velocidad su gran baza como elemento más relevante.

La curación de contenidos sin embargo va más por la vía de la selección “grano a grano” enfocada a los intereses y necesidades de la audiencia. Por ello y a pesar de que cada vez existan más soluciones técnicas que facilitan una criba previa entre tanta paja (por cierto amenazo con un nuevo post con más herramientas para curación de contenidos), el factor humano inherente al proceso lo hace más lento y caro en cuanto recursos, pero (esto es opinión) más valioso por su calidad.

Enfoque: Hay que tener claro qué se quiere lograr cuando uno decide dedicarse a publicar cosas. Si tu contenido es muy específico y concreto en sus temas, requiriendo monitorizar y estar al tanto de actualizaciones y demás, la curación de contenidos es la solución. (punto para la curación )

Valor: Curar contenidos manualmente (bien para tu propia marca personal, bien para terceros o dentro de una empresa) es útil para lograr información sobre cómo gestionar y promocionar los contenidos futuros.

Aquí vemos un contenido curado manualmente ;-)

Aquí vemos un contenido curado manualmente ;-)

Es decir, las modificaciones de los criterios de selección editoriales o de fuentes relevantes son mucho más rápidos, eficientes y claros con la curación que con la agregación… más que nada porque ésta es automática, es como abrir la ventana para que entre el viento mientras que la curación es pagar a uno para que te sople dónde, cómo y cuándo quieras…estooo…una metáfora un poco rara, ¿verdad? sí, hoy no estoy fino :-P pero creo que en general se pilla la idea.

 

 

 

 

Terminando, que agregación es automatización y curación es manual, y por mucho que digan que hay herramientas de curación lo que son verdaderamente es “asistentes a” la curación pero no la curación misma, esa, de momento sólo la puedes hacer tú y de hecho, en eso reside su magia.

 

Pero cuidado. Simplemente copiar el titular, el primer o segundo párrafo y citar el artículo no es “curar”, eso es el compartir de toda la vida. Es el “mira que interesante” del amigo que nos pasa un artículo, no por eso lo consideramos experto en nada…si acaso creeremos que lee más que nosotros :-D ¡Opinen, señores y señoras, opinen!

¿Curas, agregas o compartes?, ¿mejorarás tu marca personal con la curación?, ¿complementarás tus contenidos con contenido curado? Y hablando de contenidos curados ¿para cuándo ese jamón? :-D

 

Happy blogging!!

Fuentes: Heidi Cohen,  NewsCred Blog, True Logic Blog

También puedes echar un ojo a:

The following two tabs change content below.

Antonio Villa

Curador de contenidos at Community Curator
Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla y Experto en community management por la Escuela de Negocios de la Cámara de Comercio de Sevilla. Con experiencia en los sectores público y privado, así como en formación, realiza funciones de curación, redacción y posicionamiento de contenidos para proyectos de marketing digital de profesionales y empresas.

27 Comentarios

  1. Y si en vez de usar “curación” usas el término correcto, “curaduría”, vas y lo clavas… http://tramullas.com/de-customizadores-y-curadores-y-otras-majaderias/

    • issshhh…pues no sé yo qué decirte, ¿eh? Verás, me he leído tu post (“norawena” porque es soberbio, sobretodo el estudio etimológico) pero si tenemos en cuenta la acepción número 12 de la RAE de “Curar” y que “curación” es su acción y efecto, jugando con ambos términos para mí pasa el filtro de términos majaderos para incluirse entre los “modernitos con pretensiones”.
      Admito que la curación de contenidos o curador de contenidos suena a eso, a ibérico en salazón o a cirugía laparoscópica antes que a la profesión del documentalista digital o del comentarista digital, que creo que es como debería llamarse. En cualquier caso el debate, si es que lo hay, está ahí y comentarios como el tuyo y tu post (que recomiendo vivamente) aportan una visión escéptica muy necesaria en un mundo demasiado conducido por el borreguismo 2.0.

      Muchísimas gracias por la visita, el aporte y el comentario. ¡Saludos! :-)

  2. Al final al final de lo que se trata es de discernir lo que es bueno y lo que no para nuestro objetivo.
    No se yo si googles, flipboards y moderneces varias van a poder sustituir el criterio y el sentido común de ciertos (no todos) cerebros humanos.
    Espero que no!!

  3. Totalmente de acuerdo, iki. Si bien son herramientas que criban, ahorran muchísimo esfuerzo y abren nuevas posibilidades, sin el criterio selectivo y la valoración posterior no son más que cosechadoras virtuales.
    Espero que tampoco nos acabe por sustituir una app! :-)
    Saludos!

  4. Buen post, me ha quedado mucho más clara la idea de curación de contenido. Con que herramientas trabajas para curar contenido?? Gracias

    • Hola, Fer. Gracias por el comentario porque era lo que pretendía.
      Me encantan las herramientas y no les tengo cariño ninguno así que voy cambiando muy a menudo. Pero para ser sincero uso de dos tipos, las de “toda la vida” y otras más específicas.
      Para contenidos en español uso Feedly, Flipboard o Scoop.it, me dan una buena base sobre la que empezar a cribar. Luego tengo otras más específicas para el tema de social media y que están dirigidas a lo que se cuece en idioma inglés (en USA, principalmente, pero también Reino Unido, Irlanda, Australia, India…). En estas es donde normalmente voy cambiando o alternando más de herramienta. Una que uso bastante últimamente es Buzzsumo. Sirve para español o inglés y te da una lista de contenidos relacionados ordenados según hayan sido compartidos en las distintas redes sociales.
      Muchísimas gracias por la visita y el comentario. Saludos.

  5. Hola Antonio,

    Me ha gustado bastante tu artículo.

    Voy a ver si puedo aportar algo positivo al debate.

    Te dejo un par de recursos en los que hablo del tema y donde podéis sacar herramientas y estrategias sobre como utilizar la curación de contenidos en vuestro provecho:

    http://papelesdeinteligencia.com/curacion-de-contenidos/
    http://papelesdeinteligencia.com/category/curacion-de-contenidos/

    En cuanto al tema de herramientas a mi feedly me parece muy limitado pero sin embargo spundge es un todo en uno muy potente ya que permite integrar palabras clave, Canales RSS, y por defecto viene cargado con Facebook, twitter, linkedin, Google+ y un monton de redes sociales.

    La curación de contenidos online es una muy buena herramienta para filtrar y separar contenidos en la web y como tal es utiliza por muchos profesionales del marketing de contenidos para generar contenido de alta calidad.Pero también es una herramienta super pontente para hacer frente a la infoxicación para cualquier negocio.

    De hecho sirve para apoyar los procesos de toma de decisiones y potenciar la innovación por ejemplo.

    Bueno un saludo y espero haber aportado algo de interés.

    • Hola, Ramón. Antes que nada quiero disculparme por la demora en responder a tu comentario, más lamentable aún por cuanto no sólo expones tu parecer al post (que agradezco no sabes de qué manera) sino que además aportas y enriqueces lo que se dice con enlaces y argumentos de peso que deben ser considerados seriamente.

      Particularmente interesante me parece la visión final que ofreces de la curación como herramienta defensiva ante la infoxicación dominante.

      Sin ningún género de dudas la sistematización de procesos compaginando herramientas y criterio personal son la gran baza que a día de hoy no puede ser solventada por algoritmo alguno. Es ahí donde el curador y su trabajo brillan con luz propia.

      Las sinergias resultantes, como bien apuntas, favorecen el florecimiento de ideas innovadoras, visiones novedosas y en definitiva, pura creación ex novo, que, si bien debe rendir tributo a las fuentes de las que bebe, puede, si la curación se realiza adecuadamente, sostener con propiedad su propia existencia.

      Muchísimas gracias por la visita, el comentario y el aporte.

      ¡Un Saludo!.

  6. Hola, acabo de llegar a tu pagina y me parece excelente y estoy interesado en lo de curar contenido, pero siento que quede incompleto, ya se que es curar, pero como termina el proceso, es decir, tengo un contenido que quiero curar, como lo publico para que no quede como contenido duplicado?, lo puedo publicar en mi pagina web? o que le debo cambiar al contenido que encontré?.

    Te agradecería la respuesta.

    • La respuesta está en añadir contenido propio. Hay un estudio realizado por un experto en SEO respecto a la curación de contenidos que hizo el siguiente experimento: Del mismo artículo hizo tres tipos de curaciones para ver cual era la que mejor posicionaba: El primer post era un resumen generado automáticamente con un enlace (con alguna de las muchas herramientas existentes), el segundo era un resumen del artículo original de alrededor de 200 palabras y el tercero consistía en una porción del texto original más un resumen editorial de +/- 200 palabras también.

      El último formato fue el que más alto subió en el ranking de Google. Como conclusión obtuvo que la curación de contenidos funciona en tanto en cuanto esté acompañada de contenido original. Lo cual tiene todo el sentido del mundo. Este es el enlace a dicho artículo (en inglés) y por si quieres indagar un poco más aquí tienes también mi infografía sobre cómo debe ser una curación de contenidos lo más ética posible.

      Gracias por el comentario, Andrés. Un saludo.

  7. Hola, no habia escuchado sobre el “Curación de contenidos”, es algo nuevo para mí y muy interesante, pero también ¿va de la mano con la diseminación selectiva de información?

    • Hola, Akire.

      La curación de contenidos como sistema tiene mucho que ver con la DSI, pero desde mi visión no es sólo selección de datos y referencias con más o menos criterio (eso estaría más dentro del campo de la agregación) sino también tiene un plus de valoración de los mismos que la mera DSI no ofrece. Es como si al gestor de la información en la organización además le pidiéramos una opinión sobre aquello que ha seleccionado.

      La curación de contenidos desde mi óptica (la del marketing) no es imparcial, el fin principal no es nutrir de información relevante al receptor de la información -eso, siendo bueno, sería secundario-, sino que pretende posicionar la marca (personal o de empresa) como experta y referente en su nicho, a través de la información curada que proporciona.

      Muchísimas gracias por la visita y tan interesantísima pregunta.

      Un saludo :-)

  8. marofin91

    gracias no sabia mucho del tema pero ahora que estoy empezando con el social media este articulo ha sido el mejor que he leido de todos los que he visto… la verdad es que se ve en el la pasion que tienes por esta profesion… me atrevo a decir que eres referencia para este tipo de temas…

    • Wow, Marcos, desde luego gracias por tu comentario pero hay muchos peces más gordos que yo en este aún reducido estanque que es la curación de contenidos. De todos modos una cosa es cierta: la pasión. Si no tienes pasión por lo que haces tu trabajo será gris y perfectamente intercambiable por cualquier otro. Cierto, curamos contenidos de terceros pero somos únicos haciéndolo y nuestro valor añadido es nuestra fuerza.
      Un saludo!

      • Que herramientas son las que mas te gustan para la curación? he leído un post sobre ellas pero me gustaría que me aconsejaras un poco para familiarizarme más con una…. yo había pensado en socialoomph pero tengo pocos recursos y no se si a largo plazo me funcionará…
        Un saludo!

        pdt:
        Soy marofin91 y gracias por tu respuesta!

        • Hola marofin91, en su versión gratuita creo que socialoomph esta demasiado limitada a Twitter ya que no te permite otro tipo de cuentas, ademas, no la veo como una herramienta de curación sino más bien de gestión y optimización del tiempo, donde la curación tiene algo que ver pero no en exclusiva.
          Para no dejarme ninguna en el tintero básicamente lo que le pido a una herramienta de curación es la posibilidad de poder buscar en redes sociales y webs mis temas, que me de la posibilidad de compartir directamente esos contenidos y que además, si quiero, me permita aportar una opinión sobre los mismos. (Twitter es un mal sitio para la curación, no hay espacio para aportar apenas valor). Scoop.it es una buena opción, aunque como siempre digo para sacarle el jugo hay que tener la versión de pago.
          Sí te diré que la curación más valiosa se esconde en las rendijas y una herramienta que te de resultados por el número de veces que se ha compartido en redes sociales a mí no merece demasiado la pena (buzzsumo por ejemplo), ya que, precisamente por su difusión y conocimiento, vas a perder ese plus de “explorador” que todo curador debe tener. Contenido poco conocido y de calidad + el valor añadido que tú seas capaz de darle: éxito garantizado. ;-)
          Muchas gracias por el comentario.
          Un saludo!

  9. Excelente explicación. Estoy empezando en lo relacionado con el Social Media y ya te sigo en twitter. Muy buen trabajo !!!

  10. Lo que me he reído con la metáfora del aire acondicionado! Vale, me viene de p**** madre este post porque quiero empezar con la curación de contenidos para una serie concreta de posts en mi blog, así que ahora daré el salto al post de las herramientas, para conocerlas y hacer un buen trabajo.

    Si tengo que decantarme por agregar, compartir o curar, me quedo con la última opción, porque es la que reslmente genera valor (igual cuando empiece con los me sienta sin rumbo, perdida y en el lodo, pero para el tipo de contenidos que me gusta generar en mi blog, la curación es la opción (¡rima!).

    Gracias por la info!

    Bezoooo!

    • Efectivamente, Desirée. Curation is the answer! LOL! Me consta que no vas a tener problema ninguno en dar tu enfoque a los materiales que encuentres y seguro que gracias a eso ganarás -aún más- posicionamiento en tu campo. Fijo!
      Gracias por comentar como siempre!
      Besaco!

  11. Ian Corona

    Duda, por lo que entiendo entonces y basado en algunos de tus últimos comentarios en los que dices que copiar un párrafo o titulo es compartir, ¿entonces curar no sería equivalente a copiar la tarea de tu amigo pero con otras palabras y desde tu punto de vista?, es duda no afirmación.

    Saludos!

    • mmmmm…no sólo, ya que desde el momento en que buscas, filtras y refieres una fuente tercera, sintetizando su contenido y manifestando tu criterio, estás haciendo algo más que compartir. Aunque obviamente compartir es una tarea fundamental en el proceso, es solo la última.

      Yo soy particularmente pesado en el aporte de valor como hecho diferencial, pero es cierto que tanto la fase de búsqueda, la de selección o filtrado y la posterior decompartir son importantes en la curación.

      Muchas gracias por el comentario, Ian. Saludos! :-)

  12. Lo único que sé de del tema, es sobre Hannibal Lecter cuando empieza a trabajar de curador en el museo de Florencia.

  13. El curador también es investigador, desmitificador y verificador de la información, un poco periodista tambien… El curador “industrial” lo hace por trabajo/profesión, pero también hay curadores naturales, apasionados por ciertos temas o materias que se han vuelto formadores de opinión e influenciadores

    • Hola, Gonzalo.
      La curación de contenidos, efectivamente, resulta un hecho transversal a multitud de disciplinas y una técnica empleada, aún sin saberlo, por no pocas profesiones. Te pongo mi propio ejemplo en mis años como abogado: La búsqueda de jurisprudencia adecuada al caso era (y es) vital para sostener una posición jurídica con visos de éxito ante una Sala. Las bases de datos informáticas donde se recopilaba toda la jurisprudencia fueron para mí, mis primeros “Feedly” y “Google Alert”, luego había que seleccionar la sentencia más adecuada, y, dentro de ella la parte que apoyara tu tesis, resumirla, citarla y elaborar a partir de ella tu propia defensa argumental…
      ¿Se te ocurre algún nombre para toda esa actividad? ;-)
      Muchas gracias por tu comentario. Un saludo!

Deja un comentario