Cuatro razones por las que la curación de contenidos mejorará tu marketing

En este post planteo una defensa de la curación de contenidos, de los beneficios que supone para cualquier iniciativa de marketing o, simplemente para mejorar la propia marca personal de cada uno, por ejemplo a través de tu blog y posicionarte como experto en tu sector. ;-)

De vez en cuando hay que volver a la esencia. Al motivo de todo. Primero porque te gusta y segundo porque, entre otros vicios, tienes el de comer todos los días… y tu familia también ;-) así que ante ciertos artículos que opinaban sobre lo absurdo de mostrar contenidos de terceros si de lo que se trataba era de vender lo tuyo, vamos a ver las razones de por qué creo que la curación de contenidos es una buena estrategia . ;-)

 

La curación de contenidos puede convertirte en una fuente de información fiable.

A la hora de comenzar tu estrategia en marketing de contenidos, la tentación del egocentrismo es muy fuerte.

Eres pequeñito, no te conoce ni tu gato (tras seis años de convivencia has llegado a la conclusión de que simplemente te tolera :-( ), y a la hora de hacerte valer en social media tiendes a tácticas yoístas para destacar entre tantísimo ruido, competencia, caos…

- Perdona, perdona tío calvo pero…¡pero es que es lógico pensar así! Si quieres posicionarte como un experto fiable en lo que quiera que hagas ¿cómo narices vas a hacerlo si tu contenido consiste principalmente en lo que otros ya han hecho, dicho y publicado?

Eeeeh…vale…sí, buena pregunta.

Ahora déjame que te conteste con un poco de teoría básica. A la hora de comprar lo que sea tendemos a consumir tres tipos de contenidos:

  • El producido por otros compradores: gente que ya ha comprado, consumido o pasado por la experiencia que sea y manifiesta su opinión al respecto.
  • El producido por expertos en la materia: personas que conocen bien los productos o servicios y que publican o analizan aquello que te interesa.
  • El producido por ti: aquí meteríamos toda tu estrategia de marketing de contenidos produciendo tu propio material original único y alucinante y demostrando al resto del mundo lo bien que haces todo lo que haces. ¡Olé tú!  :-D

Peeero…¿sabes lo que pasa? que los compradores, yo, tú, mi prima, la tuya…, estamos ya un poco hartos de que nos “vendan la moto” las propias marcas y hemos desarrollado una especie de prevención escéptica al contenido generado por ellas.

Es decir, de los tres puntos señalados, en el que menos confiamos es en el tuyo, lo siento, es así. Quieras que no, no se puede evitar pensar que lo que dices está sesgado, aunque hayas tenido al usuario final en mente a la hora de crearlo.

Y además pasa otra cosa, ya puedes dedicarte a hacer tesis doctorales que, si es tu sapiencia lo único que muestras, un comprador siempre se irá a otro lado en busca de las otras dos fuentes de información (opiniones y expertos)  ;-)

- Pero a ver, calvo curadorcillo de tres al cuarto, lo que yo quiero es que una vez que consigo que mis clientes lleguen a mi sitio, no se vayan de él sin comprar algo. Si me dedico a poner enlaces al contenido de terceros lo único que voy a lograr es perder clientes que se irán a otro lado antes de comprar. ¡Eso de la curación de contenidos como técnica de marketing es otra venta de humo 2.0 más!.

Estooo…veamos, a no ser que estés vendiendo cosas que no necesitan ningún tipo o muy escasa valoración, tales como tarjetas prepago o paquetes de folios, cuando un potencial comprador llega a tu sitio se irá a otro a comparar, leerá opiniones y buscará expertos sobre la materia. Y esto será más y más complicado conforme más importante sea la compra que se tenga que hacer.

La curación de contenidos de forma cuidada y rigurosa a través de la web te permite establecerte como un experto de confianza en tu campo y posicionarte como un buenísimo punto de partida para el ciclo informativo previo de tu cliente sobre tu campo de negocio.

 

La curación de contenidos puede ayudarte a generar leads

- Vale…soy muy de fiar y tal pero, ¿cómo genero leads?¿cómo logro nuevos clientes? ¡No me vas a decir que curar contenidos sirve para eso también!

Pues aunque te parezca mentira, una de las estupendas consecuencias de curar contenidos para convertirte en una autoridad fiable en tu campo de actividad es precisamente la de conseguir contactos para posibles ventas. Y no de cualquier tipo sino de muy buena calidad. Más o menos la cosa funciona así:

  1. Un buen curador de contenidos publica regularmente sobre un tema específico.
  2. Su audiencia comienza a confiar en la solvencia de la curación y tomarlo como una fuente actualizada y de referencia en su campo.
  3. Para esa misma audiencia es importante estar a la última en la materia que trata el curador de contenidos ,por lo que se suscribe a la newsletter o al feed de RSS o simplemente sigue al curador en los canales de redes sociales que tenga.
  4. Cuando el curador tiene la “atención” de su audiencia (bien por emails, perfiles, etc.), puede acercarles de una manera mucho más natural su marca a través de contenidos dirigidos directamente hacia la conversión.
La gente que viene a través de la curación de contenidos está interesada de verdad en la materia que sea. Conforme pasa el tiempo, se convierten en verdaderos conocedores del tema gracias a estar informados de contenido relevante que les proporcionas a través de la curación de contenidos, por lo que ganan ellos y ganas tú.

 

La curación de contenidos genera conversiones

-Vale, o sea que la cosa de la curación de contenidos va de que yo llego a tu sitio y me gusta tanto el contenido de los demás que me has enseñado, que ahora voy y te compro a ti, ¿no? jajajaja! ¿y tu te ganas la vida con esto?

Pues sí, y la razón es clara: Publicar contenido solo y exclusivamente sobre tu marca todo el rato, sin descanso y sin parar no es eficiente. Es más, estás perdiendo credibilidad o como poco, no ganándola frente al resto de competidores que hacen exactamente lo mismo que tú.

Ahora compara “eso tan estupendo” con una curación de contenidos que se yuxtapone con el tuyo propio y que resulta que confirma todo aquello que tu solito ya decías.

Fuentes terceras de usuarios, de expertos o de competidores (¿por qué no?) utilizadas para afianzar nuestras opiniones, valoraciones y criterios nos ubicarán como referentes sectoriales en escenarios cada día más competidos. Y ahora la gran pregunta ¿compras al que grita más alto o en quien más confías?…Pues eso. ;-)

 

A Google le gusta la curación de contenidos

 - Pues a mí, mi primo, que de SEO sabe un huevo, me ha dicho que eso de curar contenidos puede ser tenido como spam por los motores de búsqueda  y que la curación de contenidos pa ti y pa tus muelas.

 Tu primo no sabe de SEO tanto como crees o de lo que te estaba hablando era de contenido agregado, que no tiene nada que ver con el contenido curado. Te lo explico:

El contenido agregado se hace normalmente a través de medios automatizados y a Google no le gusta porque aporta poco valor al lector y encima no es raro que no tenga nada que ver con el tema del que se está tratando.

- ¿Lo qué?

La agregación va de “absorber” de fuentes de contenidos externas los archivos RSS para presentarlos en nuestro sitio. Hay un buen número de herramientas en el mercado (Flipboard o Slate por ejemplo) que no requieren aprobación manual o muy poco proceso de revisión.

Debes tener cuidado porque al no haber criterio humano organizando o seleccionando lo que se comparte puedes estar haciendo el indio compartiendo cosas que ni le va ni le viene a tu audiencia objetiva.

 - ¿Entonces las herramientas anteriores son malas?

No. Lo malo es publicar del tirón lo que te salga en ella (automatizarlo)  porque un día hiciste un filtro de tus intereses y temas de los que querías estar informado y luego dejaste el criterio de lo que entrara por allí a las máquinas. ESO es lo malo y eso es lo que a Google no le gusta.

El contenido curado, sin embargo, es valorado por Google si se hace correctamente, y no es que lo diga yo, es que en este vídeo de Matt Cutts lo dice él solito ;-) ¡Crea, cura…pero no agregues!

 

Un buen curador de contenidos es muy selectivo sobre lo que publica. Desde luego no se dedica a copiar y pegar sino que también añade anotaciones y comentarios. Y, sobre todo, un buen curador de contenidos es ETICO y nunca usa la totalidad del contenido original.
 

Imagina una linea en cuyos extremos están la agregación de contenidos (saco en el que lamentablemente nos meten muchos) y que básicamente consiste en enlazar con el feed de la fuente que sea y redifundirlo automatizadamente, y en el otro extremo esta la creación pura y dura. Bien, pues en el centro está la curación de contenidos. :-)

La curación de contenidos es un arma de eficacia probada en lo que a la construcción de una marca personal solvente se trata. Lo que aún algunos se plantean es si esa efectividad es la misma para los negocios o empresas, ya que dejar sitio a algo que no sean sólo ellas es un salto conceptual complicado. No obstante espero que estas cuatro razones hayan probado que no es así y que, al contrario, un estrategia de curación de contenidos adecuada sólo puede tener beneficios.

¿Curas contenidos?¿Agregas contenidos?¿Te dedicas a hacer copia-pegas y dices que curas contenidos? :-D Me gustaría saber si piensas que la curación puede ayudar a los negocios o eres de los que opina que un negocio debería centrarse en dar su propio contenido y punto.

 

Happy Blogging!

 

Fuente: www.curata.com

 

También puedes echar un ojo a:

The following two tabs change content below.

Antonio Villa

Curador de contenidos at Community Curator
Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla y Experto en community management por la Escuela de Negocios de la Cámara de Comercio de Sevilla. Con experiencia en los sectores público y privado, así como en formación, realiza funciones de curación, redacción y posicionamiento de contenidos para proyectos de marketing digital de profesionales y empresas.

5 Comentarios

  1. Hola Antonio, qué tal?

    Me encanta la defensa que haces de la curación de contenido. El post que citas como fuente de Curata es una respuesta a un otro post de The Sales Lion, en que elenca todo los cliches de una mala curación de contenidos en un único post.

    Yo trabajo para Groupiest, una herramienta de curación de contenidos made in Barcelona y también nos hemos metido en la polémica, desde nuestro blog (en inglés) http://groupiest.com/blog/2013/10/16/content-curation-and-the-lion/

    A mí, personalmente, me encanta todo este trabajo en discriminar la buena curación de la mala curación y cómo los negocios y profesionales se pueden beneficiar mucho de élla, si lo hacen bien.

    Un saludo y nos leemos!

    • Hola, Beatriz.

      Efectivamente, a Marcus Sheridan (The Sales Lion) le encanta meterse en berenjenales de este porte. Se ganó a pulso su puesto como referente en el marketing de contenidos gracias a divulgar información de interés en el blog de su decadente negocio de de piscinas prefabricadas y salvarlo así de la desaparición. No obstante, como bien dicen en el post que me ha servido de base para este, sufre de un alto nivel de yoísmo, ya por el hecho de ser autodidacta, ya por el hecho de gustarle la lucha libre, en fin… vete tú a saber ;-)

      La curación como estrategia creo que es uno de los mejores medios para lograr buenos resultados de marketing, y, si se hace con calidad, criterio y relevancia puede llegar a distar poco de lo que puede ser considerado contenido original, ya que la opinión, la comparación o la investigación pueden generar a mi modo de ver nuevo contenido que, si bien tiene como base contenidos anteriores, posee características y cualidades totalmente propias.

      Muchísimas gracias por la visita y el comentario.

      Nos leemos y un saludo! :-D

  2. Hola Antonio!

    Lo de la curación de contenidos es algo … a ver como te lo explico. De eso que empiezas a oír a hablar y miras hacia otro lado pensando “ufff, yo ya tengo bastante con lo mío”. Pero tienes razón, hay que curar contenidos y hay que saber curarlos.

    Lo que dices en este post son verdades como una casa y creo que efectivamente te define como profesional el cómo y qué compartas.

    ¿Me permites una preguntita? Yo tengo una lista de blogs de amigos cuyos posts siempre comparto. Esto no quiere decir que sus artículos no lo merezcan (es como todo, unos son mejores y otros peores) pero los comparto todos porque son de ellos. ¿Crees que lo estoy haciendo mal?

    Yo realmente lo hago porque son amigos/as, porque me gusta como escriben y porque me siento cercano a ellos/as y sus blogs. Es como que me gusta estar asociado y cerca de ellos. Yo no soy lo mismo sin estar cerca de ellos/as. Pero cierto es que, en el puro y estricto sentido de “lo que podría interesarle a mis seguidores”, a veces no cumplen y otras veces si. ¿Entonces?

    Cuidao, a mi me da igual, lo voy a seguir haciendo pero si que me gustaría conocer tu opinión.

    Un fuerte abrazo Antonio!!! :)

    • Muchas gracias por tu opinión, Victor.

      En esta ocasión no he hecho más que curar dos post, uno de Marcus Sheridan y otro la contestación al mismo de curata.com a la cuestión de la utilidad o no de la curación para un negocio. Como ves le he dado mi toque personal y he citado la fuente. Pero sin embargo mi personalidad como curador y relevancia en cuanto al tema para mi audiencia creo que ha quedado intacta. A eso me refiero con curación (lo de “buena” ya va para gustos) pero en cualquier caso no me he limitado a decir “aquí uno pega una leche a la curación de contenidos y aquí otro se la devuelve. Disfrutad de la pelea en estos dos enlaces” ;-)

      Respecto a la otra cuestión que me planteas salimos de la curación para entrar en las políticas de compartir contenidos. Mi opinión gira en torno a los fines que persigas con tu marca personal y en qué medida sean compatibles con las de los demás. Me explico.

      Imagina que alguien amigo quiere hacerse una marca personal fuerte como experto en socialmedia especializado en ferretería…y todo lo que publica son los artículos de toda la vida pero acabándolo en “para tu ferretería”, “en tu ferretería” o “con tu ferretería”. Es socialmedia, sí, pero para ferreterías. Tu puedes compartir uno o dos, por aquello de que es amigo pero… el busca su nicho concreto, nicho en el que no estás tú ni los que te siguen a ti. Por tanto ¿sacrificar un poco de tu marca personal para darle un empujoncito a un amigo en aumentar la suya? vamos, ¡ni lo dudo! Hacerlo por sistema…mmmm…ya lo pongo más en cuarentena.

      Eso no quita para que se siga puntualmente y cuando haya posts interesantes y acordes con tu nicho (la calidad ya es subjetiva) se compartan sin problemas. Yo no me ofendo porque un amigo no comparta un post mío, sólo faltaría. Así que creo que un amigo no se va a molestar porque no comparta algo que por x motivo no vaya bien con mi marca o estilo.

      Un fuerte abrazo, Victor y gracias de nuevo por todo. :-)

  3. Pues yo no me había planteado hacer esto de la curación de contenidos… pero leyendo tus posts me lo estaba planteando… y leyendo he dejado de planteármelo: tengo claro que lo voy a hacer. Me parecen totalmente coherentes los argumentos que das, así que, sin renunciar a poner mi contenido, lógicamente, de vez en cuando meteré algo de curación.

    ¡Da gusto aprender de gente que sabe tanto!

Deja un comentario